Los perfumes son mezclas de sustancias odoríficas de origen natural (aceites esenciales) o sintéticos (productos orgánicos), a fin de lograr una composición estética capaz de impresionar a nuestro olfato, transformando en placer el acto de respirar.

Ante todo, el perfume es una mezcla de sustancias con olores, más o menos complejos, más o menos armonioso… Su base casi siempre es el alcohol etílico acompañado de aceites y esencias aromáticas de origen vegetal, animal o sintético y de productos químicos para estabilizar la mezcla o darle más fuerza.

Al aplicarse el perfume sobre la piel, el calor del cuerpo evapora el alcohol rápidamente dejando las sustancias aromáticas, que se disipan gradualmente, en función de las volatilidades relativas de cada una de ellas, durante varias horas. 

Los fijadores de esencias son sustancias que añadidas a los perfumes permiten que éste tarde mucho más tiempo en volatilizarse y por tanto resulte más duraderos. Las sustancias fijadoras pueden ser naturales o sintéticas.

Cuando nos echamos un perfume somos capaces muchas veces de reconocer algunas de las esencias que lo constituyen. A estos olores identificables de un perfume se les llaman NOTAS. Las notas no son más que los olores que percibimos cuando nos aplicamos un perfume

Los perfumes en la mayoría de casos suponen una inversión de dinero bastante importante y, es por ello, que siempre intentamos dosificarlos al máximo y reservarlos para aquellas ocasiones más especiales.

Existen una serie de trucos que son de gran ayuda a la hora de hacer que la fragancia se mantenga intacta y perdure por un largo periodo de tiempo, por lo que si tú también deseas disfrutar de ese olor que tanto te gusta todo lo que sea posible tendrás que seguir estos consejos:

  • Conservar en un lugar fresco y seco: El calor es el principal enemigo de los perfumes, por lo que en ningún caso debes conservar los perfumes en lugares en los que incida directamente la luz solar o con altas temperaturas. Lo mejor es que mantengas los frascos guardados en su caja original y los ubiques dentro de un armario o cajón para que estén en un ambiente fresco y oscuro. Lo ideal sería ponerlos en la nevera para que mantengan sus propiedades intactas.

Existe la costumbre de conservar los perfumes en el baño, pero esto es un gran error. Como hemos apuntado ni el calor ni la luz son buenos aliados de los perfumes, y precisamente en el cuarto de baño se producen muchísimos cambios de temperatura, sobre todo cuando nos duchamos o bañamos con agua caliente. Por tanto, no guardes tus perfumes en el baño y sigue la indicación anterior para evitar que la fragancia se vea alterada y dañada antes de tiempo.

 

  • Alejado de la luz: La luz directa del sol también modifica la composición del perfume, lo que afecta directamente a su aroma y a sus propiedades. Es aconsejable colocar el perfume en un espacio oscuro, donde la luz del sol no pueda incidir con frecuencia ni con demasiada fuerza. La luz artificial no tiene el mismo efecto, pero tampoco es recomendable para los perfumes en términos generales.
  • Almacenamiento adecuado: Los perfumes tienen sus propios frascos, tapones y cajas. Todos estos elementos cumplen su función, por lo que se deben guardar, respetar y utilizar para conservar el producto de la mejor forma posible. Además, se recomienda almacenar el perfume en una habitación seca, y no en el cuarto de baño, donde habitualmente se guarda por comodidad.
  • Dosificador: En caso de que el frasco de perfume sea muy grande, un buen consejo puede ser dosificarlo en botes más pequeños. De esta forma, se evita abrir una y otra vez el frasco, con la posibilidad de alterar las propiedades del producto. Los dosificadores más pequeños son perfectos para esos perfumes valiosos que únicamente se utilizan en las ocasiones especiales.

 

El precio elevado de muchos perfumes hace que casi siempre queramos reservar su uso para ocasiones especiales. Está bien disfrutarlo poco a poco, aunque los perfumes no tienen fecha de caducidad porque el alcohol está actuando como conservante sí que ocurre que con el tiempo el alcohol se evapora y es cuando vemos que la esencia esta quedado de color topacio.

Ya tienes todas las claves sobre cómo conservar un perfume con todas sus propiedades. Ahora ya no tienes ninguna excusa para no disfrutar de todas las ventajas de nuestros perfumes de equivalencia de alta calidad. Encuentra el aroma perfecto para ti de entre todos los que ofrecemos. No te arrepentirás.

Recent Posts

Dejar un comentario

0